Subida al Lac Blanc (Vistas del monte Mont Blanc y los “cuatromiles”

Quién diría que la naturaleza nos regala estas maravillosas vistas con solo unas pocas horas caminando.
Pues si amigos, en poco más de hora y media nos plantamos en uno de los lagos más conocidos y más bonitos de los Alpes Franceses, el Lac Blanc.

Seguro que muchos de vosotros habréis oído o visto fotos de este maravilloso lugar, incluso sin saber de dónde se trataba. Probablemente entre tantas fotos de Instagram, Facebook o Twitter.
Pues hoy, os acercaremos a este lugar pero con nuestra cámara y desde nuestra perspectiva.

¡Pasamos a la acción!

Lo primero que hicimos fue levantarnos muuuuy temprano para poder coger el teleférico de La Flégère, el cual sube a 1877 metros en cuestión de pocos minutos. Este teleférico se encuentra en la ciudad de Chamonix, un pueblecito con un encanto impresionante. Desde el propio pueblo podrás ver varios de los cuatromiles que conforman los Alpes, incluido el Mont Blanc.

11709865_10204855925226468_3978222610055015263_o

Chamonix

Si vais bastante temprano, es posible que tengáis la posibilidad de encontrar un mar de nubes si veis que el pueblo está cubierto por un manto de nubes. Sobre todo cuando las nubes están pegadas a la zona de las montañas bajas. Puede ser un espectáculo hacer la subida en teleférico y presenciar esto. ¡No hay palabras para describirlo!
Por suerte, nosotros pudimos presenciar este magnífico fenómeno, como podéis ver más abajo.

1Vista desde el teleférico

Una vez llegado donde el teleférico te deja, podemos empezar la subida hacia el lago. Pero, antes de subir, también tienes la posibilidad de bajar un poquito para encontrarte un mirador a 1 minuto andando. Si tienes nubes, verás el mar de nubes con todas las montañas detrás. Si no tienes nubes, podrás ver parte de Chamonix.

2Vistas al bajar del teleférico

3Aquí podemos ver la cadena montañosa y, al fondo el famoso Mer de Glace, el glaciar llamado “Mar de hielo”

Y… ¡¡Empezamos la subida!!

4Por más que subas no pierdes las vistas hacia el Mont Blanc y sus famosas Agujas rojas.

8Vista a la subida al Lac Blanc

5

Después de cerca de dos horas de subida, nos encontramos con el ya famoso Lago Blanco “Lac Blanc”. El cual la verdad es que me lo esperaba un poquito más grande. Después de ver tanta foto no puedo dejar de comentar que me sentí un pelín decepcionado. No por el lugar, sino porque tenía tal cantidad de expectativas puestas en este sitio, que no me sorprendió tanto como esperaba. ¡Pero no me interpretéis mal! El sitio es INCREÍBLE. Sólo que yo, un poquito tonto, ya os iréis dando cuenta 😉

lago-blancoComo podéis ver, el Lac Blanc es INCREÍBLE lo mires por donde lo mires 🙂

Podemos ver que al lado de lago tenemos otro refugio, el cual puedes quedarte a dormir. ¡PERO CUIDADO! Aseguraos que está abierto en la temporada que vais, ya que tiene un horario de apretura algo estricto.  Con lo cual, ¡Aseguraos y reservar con antelación si pensáis hacer noche allí! Tened en cuenta que este lugar es MUY visitado y las plazas se agotan con facilidad en época estival. El precio es de unos 50€ por persona.

Una vez llegada a la cima toca bajar, pero por la otra vertiente. Así podremos disfrutar un poco más con diferentes perspectivas de un maravilloso paisaje.
Unos minutos más abajo, nos encontramos con otro lago muy famoso, llamado “Lac Chesereys”. Aquí podéis verlo:

6Lac de Chéserys

Seguimos bajando y nos encontramos con un camino marcado, el cual seguimos durante unos cuantos minutos. Al cabo de un rato, nos encontramos con una bajada bastante pronunciada y con la que hay que tener cuidado. Desde este lado, una vez las nubes se fueron casi completamente, podemos observar esta otra vista del lugar.

9

10

11

Tened en cuenta que en la montaña, el tiempo puede cambiar bruscamente. Con lo cual, tened cuidado y llevar el equipo adecuado. Nosotros, según el parte meteorológico íbamos a tener un sol radiante las 24h, sin una nube. Y fijaos cuando subimos en el teleférico, ¡El manto de nubes era densísimo! Incluso en Chamonix, en el pueblo, no éramos capaces de ver ni una sola montaña, mirásemos por donde mirásemos.
Con lo cual, vais avisados. No os frustréis si no podemos ver las montañas, el tiempo en alta montaña es muy cambiante y caprichoso.

Una vez llegado al teleférico de nuevo unos 15 minutos antes de que el último saliese (el último bajaba al as 17:00), nos relajamos sentándonos un rato y disfrutando los últimos 15 minutos. Una vez disfrutado, con pena, cogimos el teleférico y volvimos al coche.

_______________________________________________________________

Al ser un lugar de montaña y ser delicado en ciertas fechas para quedarse a hacer atardecer, o incluso nocturnas, no tuvimos la posibilidad de quedarnos a hacer tales fotos. Aún así, pudimos disfrutar del mar de nubes que nos brindó la subida en el teleférico. Con lo cual, aquí os dejamos una toma con el sol saliendo detrás de la montaña, dejando un resplandor precioso.

Para verla en HD pincha en la imagen: remonte-la-flegere

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: